EL INCIDENTE MALMSTROM


DESACTIVACIÓN DE LOS SISTEMAS DE GUIADO Y CONTROL DE LOS MISILES ICBM POR OBJETO VOLANTE DESCONOCIDO

Para algunos les sonará lo que pasó el 16 de Marzo de 1967 en la Base de Misiles Balísticos Intercontinentales Nucleares o ICBM LGM Minuteman ICBM de la Fuerza Aérea de Estados Unidos denominada Malmstrom AFB situada concretamente en el Estado de Montana cuyas coordenadas son: 47º 30′ 30” Norte y 111º 12′ 20” Oeste.

Montana USA

Para los que no lo sabían ocurrió un incidente con un Objeto Volador No Identificado que sobrevoló las instalaciones de la Base y desactivó, es decir, dejó inoperativos para su lanzamiento los 10 misiles de gran potencia y alcance intercontinental que se encontraban en los silos.

us_nuke_minuteman3_01

Misil Minuteman LGM-30 III

Paso a relatar los hechos sucedidos:

La mañana del Jueves 16 de Marzo de 1967 el Capitán Eric Carlson y el Teniente Primero Walt Figel, miembros del Eco Radar de Vuelo de Combate de Misiles, llamado Echo-Flight Missile Combat Crew en su original descripción en inglés o por sus siglas EFMCC permanecían en las instalaciones subterráneas del LCC o Launch Control Center, Centro de Control de Lanzamiento, también denominado “Cápsula”, cuando recibieron un eco radar de un objeto no identificado entre Winfred y Hilger situadas a 15 millas, unos 24 km aproximadamente al norte de Lewistown.

Varios equipos de mantenimiento de misiles y equipos de seguridad estaban acampados en dos de las instalaciones de lanzamiento después de haber realizado algún trabajo durante el día anterior y se quedaron allí durante la noche. Durante las primeras horas de la mañana, varios informes fueron reportados por las patrullas de seguridad y los equipos de mantenimiento de que habían visto OVNIS. Se informó directamente que un OVNI se encontraba por encima de uno de los E-Flight (EF) o silos. Como anécdota resultó que al menos un policía de seguridad resultó tan afectado por este encuentro que nunca más volvió al servicio de seguridad de misiles. Alrededor de las 8:30 am, Figel, el comandante adjunto, fue informar a Carlson, el comandante de la tripulación, sobre el estado de vuelo cuando la bocina de la alarma sonaba. Uno de los misiles Minuteman que supervisaron había dejado de estar operativo. Fue en uno de los dos silos donde los equipos de mantenimiento habían acampado. Molesto, pensó que el responsable del personal de mantenimiento no había podido notificarle como exige el procedimiento cuando los trabajos de mantenimiento se realizan en un misil que el misil se ha quedado “off-alert” o fuera de servicio. Figel llamó inmediatamente a la base de misiles.

Cuando Figel habló con el guardia de seguridad en el lugar éste informó que aún no habían realizado ningún tipo de mantenimiento por la mañana… También afirmó que un OVNI había estado rondando sobre el complejo. Lo primero que se le vino a la cabeza a Figel era que el guardia debía de haber estado bebiendo algo. Sin embargo, inmediatamente otros misiles comenzaron a desactivarse en rápida sucesión. En cuestión de segundos, todo el sistema de vuelo de los diez misiles balísticos intercontinentales estaba apagado, fuera de servicio, como se suele decir ahora🙂

Todos los misiles informaron automáticamente al ordenador central de estar en condición de “No-Go”, NO Operativo. Cuando el procedimiento de verificación se había completado para cada emplazamiento de misiles se descubrió que cada uno de los misiles habían estado en alerta debido a un fallo en el sitema de guía y control. El sistema había caído. No era que el suministro de energía no funcionase, no se había perdido en los silos; los misiles simplemente no estaban en funcionamiento, ya que, por alguna razón inexplicable, cada uno de sus sistemas de guía y control dejaron de funcionar.

Fueron enviados inmediatamente dos equipos de seguridad de alerta (SAT, “equipos de ataque”) a partir de que se produjese el eco en los radares a los silos donde los equipos de mantenimiento estaban presentes. Figel no había informado a los equipos de intervención que uno de los guardias in situ había informado de que era un OVNI. A la llegada a la Estación de Vuelo, el SAT informó de nuevo que los ovnis habían sido vistos flotando sobre cada uno de los dos silos de misiles por todo el personal de mantenimiento y de seguridad presentes en cada silo.

El equipo del Capitán Don Crawford tranquilizó un poco más tarde ésa misma mañana a la tripulación del Centro de Control de Vuelo. Crawford recuerda que tanto Carlson y Figel todavía estaban visiblemente afectados por lo que había ocurrido. Crawford también recordó que los equipos de mantenimiento trabajaron en los misiles todo el día doblando su turno y hasta altas horas de la noche para llevar a todos los misiles de nuevo en estado de operatividad. Volvieron a estar operativos 24 horas más tarde.

La conclusión aquí está muy clara. Ésto es un documento desclasificado sobre un hecho que sucedió realmente. Cualquier nave extraterrestre que pueda alcanzar la Tierra está perfectamente capacitada para desarticular los sistemas defensivos y de misiles de cualquier país del mundo. La explicación que se dió al fallo fue un haz dirigido de Pulso Electromagnético. Las historias de combates por una invasión alien en las películas son sólo meras tonterías.

Gracias por leerme y espero que os haya entretenido😉

 

 

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s