BRUJAS Y LA INQUISICIÓN


¿CÓMO DETECTABA LA INQUISICIÓN A LAS BRUJAS? ¿ERAN TODAS LAS BRUJAS MALVADAS? ¿CUÁNTAS PERSONAS INOCENTES FUERON TORTURADAS Y OBLIGADAS A CONFESAR QUE PRACTICABAN ALGÚN TIPO DE BRUJERÍA SÓLO PARA DEJAR DE SUFRIR?

The_Wood_Witch_by_Adiene

La brujería no necesariamente es negativa. La creencia popular de que es algo malo proviene de la parte más ortodoxa de la Iglesia católica. Las hechiceras o brujas en los siglos 15 o 16 en realidad aportaban un gran beneficio a la población y desempeñaban funciones de doctor en remedios naturales de medicina, asistentas en partos y protegían realmente de las fuerzas malignas porque estaban vinculadas a la madre Tierra. ¿Algo incomprensible? No. Precisamente por eso. Esto lamentablemente no se podía consentir por ciertos estamentos de la antigua Iglesia porque otorgaba demasiado poder y ésos rituales de índole natural de ser todo en uno con las fuerzas de la naturaleza y la madre Tierra junto a la sabiduría de reconocer a las plantas curativas que en realidad están y han estado siempre a nuestro servicio (que se lo digan a las compañías farmacéuticas) iban en contra de las indicaciones de la parte más radical de la Iglesia en aquellos momentos.

Fantasy-Girls-illustrations-13.jpg

Las formas por las cuales, bueno algunas, se “detectaba a una bruja para quemarla en la hoguera” eran muy sutiles. Aquí expongo algunas de las prácticas para “detectarlas” usadas por la Inquisición.

1) En primer lugar, la presencia de una “marca diabólica” en su piel, que se trata de una cicatriz de nacimiento. Si los examinadores de la Inquisición no encontraban ninguna huella epitelial atípica manifestaban haber encontrado una “huella invisible”.

2) Entablar un pacto con el demonio;

3) Ser denunciada por otra bruja. Esto era muy común. Por ejemplo, se castigaba a las brujas denunciantes con un cargo menos severo que aquellas a las que había denunciado: las primeras eran estranguladas antes de ser arrojadas a la hoguera.

4) Mantener vínculos de amistad con otras brujas.

5) Blasfemar.

6) Participar en aquelarres.

7) Hacer daño a terceros mediante brujería.

8) Utilizar alguno de los objetos que se requieren para practicar la magia.

9) Haber tenido una o más brujas en su familia.

10) Asustarse durante los interrogatorios inquisitoriales. Con frecuencia estos interrogatorios incluían la tortura. Con frecuencia no, siempre.

11) No llorar ni lamentarse mientras son torturadas.

12) Tener cabello rojo.

Se creía que la marca diabólica de nacimiento nunca sangraba, por ello se convirtió en el examen más frecuente para determinar si la mujer era o no hechicera.

Con esta prueba se llegó a condenar a mucha gente inocente cuyas manchas de nacimiento no sangraban, atribuyéndole prácticas inexistentes de brujería.

th

Fuente: Propia y Marisa E. Martínez Pérsico

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s