INICIACIÓN A LA MEDITACIÓN

CÓMO EMPEZAR EN LA MEDITACIÓN Y OBSTÁCULOS MÁS COMUNES

frases-de-meditacion-budista

 Cuando empieces a comprender adónde te conducirá la meditación, la abordarás con prioridad máxima. No dejarás de practicarla ni un solo día.

El propósito de la meditación es pacificar y calmar la mente.
– Nos involucramos demasiado en las situaciones externas, somos como niños que se emocionan construyendo un castillo de arena en la playa, pero cuando las olas lo destruyen se ponen a llorar. Recuerda, ni demasiada importancia ni demasiado poca a todos los acontecimientos que surjan en el día.
– Por medio de la meditación, aprendemos a crear un espacio en nuestro interior y una flexibilidad y claridad mentales que nos permiten controlar nuestra mente sin vernos afectados por los cambios en las circunstancias externas. De manera gradual desarrollamos una estabilidad mental, un equilibrio interior que nos permite permanecer siempre felices en vez de oscilar entre los extremos de euforia y desaliento y frustración.
– El adiestramiento en la meditación con regularidad es capaz de erradicar las perturbaciones mentales que son las causas de todos nuestros problemas y sufrimientos.
– La primera etapa de la meditación consiste en detener las distracciones y lograr una cierta claridad y lucidez en la mente. Esto puede lograrse por medio de un simple ejercicio de respiración. Primero buscamos un lugar tranquilo donde podamos meditar y nos sentamos en una posición cómoda; si lo preferimos podemos sentarnos en una silla. Lo más importante es mantener la espalda recta para no caer en un estado de somnolencia. Mantenemos los ojos entreabiertos o cerrados, como mejor estemos y enfocamos toda nuestra atención en la respiración. Respiramos de forma natural, preferiblemente a través de la nariz, sin pretender controlar la respiración, intentando ser conscientes de la sensación que produce la entrada y salida del aire por la nariz. Ésta sensación es nuestro objeto de meditación; nos concentramos en él intentando olvidar todo lo demás. Al principio percibiremos que nuestra mente está muy atareada y entonces es posible que pensemos que la meditación la agita aún más; en realidad, lo que ocurre es que empezamos a darnos cuenta de lo ajetreada que normalmente está nuestra mente. Además tendremos tendencia a seguir los diferentes pensamientos que vayan surgiendo, tenemos que resistirnos y concentrarnos todo lo que podamos en la sensación producida al respirar. Si nos damos cuenta que nuestra mente se distrae y vaga tras pensamientos e ideas, hemos de volver de inmediato a la respiración. Si practicamos de ésta forma, con paciencia, nuestras distracciones irán disminuyendo de manera gradual y experimentaremos una sensación de serenidad y relajación.
– La meditación es simplemente un estado de alerta concentrado consciente, la meditación verdadera es simplemente desarrollar y hacer uso de la alerta concentrada en las experiencias y sucesos comunes de cada día.
– Hay principalmente cuatro obstáculos que tendremos que superar durante el momento de meditación:
1. La distracción mental; la mente hace que nuestros pensamientos se dispersen.
2. El letargo; tendencia a quedarnos dormidos
3. Relajamiento mental (no estar en lo que estás haciendo) ya que así nuestra mente será incapaz de permanecer lúcida y despejada.
4. Agitación mental; se origina en la naturaleza oscilante y variable de nuestra mente. Basta que pienses en un círculo para que éste se transforme en cualquier cosa.
Bueno, espero que os sirvan éstos consejos de algo, para empezar es lo básico y principal 🙂

DOS RESPUESTAS SOLUCIONAN TODAS TUS PREGUNTAS

CASI TODAS LAS CUESTIONES QUE NOS PLANTEEMOS ¡SE REDUCEN A DOS RESPUESTAS SOLAMENTE! A VECES ALGO SURREALISTAS Y GRACIOSAS PERO NO POR ESO MENOS VÁLIDAS

He estado releyendo algunos conceptos de filosofía Chan, Zen en japonés (en otra ocasión explicaré lo de los famosos “koans”) y llego a la conclusión de que las posibles soluciones de una gran variedad de problemas y preguntas que nos planteamos habitualmente al parecer, por método de reducción lógica total, solamente se reducen a DOS la “A” y la “B”. Pues sí, no tenemos más; otra cosa es que nos convenza alguna de ellas o ninguna…pero eso ya es otra cosa.

 

Paso a describir algunos ejemplos, algunos con preguntas de lo más simple; bueno uno mismo puede plantearse algunas otras y por reducción lógica total verá como siempre se llega a lo mismo, a DOS soluciones (como las ecuaciones de segundo grado).

¿Podré pagar la hipoteca?

Respuesta A: Si dispones del dinero de la letra a su debido tiempo, SÍ.
Respuesta B: Si no se cumple la condición de la respuesta A, NO.

¿Si pido otro préstamo porque no puedo pagar alguna deuda (o lo que es peor irme de vacaciones) luego podré devolverlo y ser más feliz como dicen en los anuncios de la tele?

Respuesta A: NO
Respuesta B: SÍ, si obtienes mayores ingresos que hasta ahora.

¿Puedo tener un accidente de coche?

Respuesta A: Si conduces correctamente y estás bien, el vehículo va perfecto y los demás que te cruzas tú hacen lo mismo, NO.
Respuesta B: SI, si no se cumple la condición A en cualquiera de sus partes.

Vas por la carretera y tu acompañante (que le gustan mucho las naranjas) te pregunta mirando a un naranjo con naranjas maduras ¿ Esas naranjas estarán ricas?

Respuesta A: SI, si es un naranjo normal.
Respuesta B: NO, si el naranjo es borde.

¿Efectuaría un contacto directo una raza alienígena “de los buenos” con la Tierra?

Respuesta A: NO, si estamos más atrasados en la evolución tecnológica y espiritual que ellos.
Respuesta B: SI, si no se cumple la condición A.

¿Puedo ser millonario de repente?

Respuesta A: SÍ, si juegas algún tipo de apuestas y aciertas más de un millón de €, o te aparece un millón y un céntimo de Euro en un momento dado por alguna causa.
Respuesta B: NO, si no se cumple la respuesta A.

Bien 🙂  así podríamos estar haciéndonos preguntas de cualquier índole hasta encontrar las dos soluciones que les corresponden durante el tiempo que quisiéramos. ¿Qué se consigue con esto? Relajar la mente. Podemos notarlo al terminar una sesión de preguntas, básicas o no, buscando las soluciones. Se queda uno sorprendido porque da a la mente el placer y satisfacción de haber resuelto un montón de preguntas. Se plantea una pregunta y se van buscando las dos soluciones finales por reducción lógica hasta “estar seguro” de que no se puede reducir más. ¿Ventajas? Se puede practicar en cualquier sitio, siempre y cuando no estemos realizando un trabajo que necesite nuestra plena atención. Después de esto te sentirás mucho mejor. Pruébalo.
PD: Si te has reído un poco ya estás algo mejor 🙂